Habilitar la carga de vehículos eléctricos en comunidades de propietarios

23 minutos

El 80 % de la carga de vehículos eléctricos se realiza en hogares y oficinas, ya que los propietarios conectan sus vehículos en lugares donde pasan la mayor parte del tiempo. Sin embargo, mientras la instalación de estaciones de carga en viviendas es bastante sencilla, este proceso puede ser algo más complicado en las comunidades de propietarios. La idea de obtener permisos de construcción, hacer frente a cuestiones técnicas y conseguir el consenso de los inquilinos puede parecer bastante abrumadora, pero estamos aquí para ayudarte.

En este artículo podrás encontrar todo lo que necesitas saber. 

Por qué necesitas un cargador de vehículos eléctricos en tu comunidad

La primera cuestión que te puedes plantear es por qué necesitas un cargador de vehículos eléctricos en tu bloque. La respuesta es sencilla: si vives en una comunidad y eres propietario de un vehículo eléctrico, tener un cargador en las instalaciones te permitirá cargar el vehículo cuando mejor te venga y sin necesidad de salir a buscar un punto de carga que se encuentre libre. 

Por otro lado, si eres propietario de un apartamento o de toda la comunidad, tendrás aún más razones para instalar el cargador por varios motivos. En primer lugar, aumentará el valor de la propiedad. En segundo lugar, ayudará a atraer a futuros residentes preocupados por la sostenibilidad, lo que te permitirá incrementar el precio del alquiler. En tercer lugar, podrás aprovechar los incentivos de carga de vehículos eléctricos (disponible en inglés) para subvencionar los costes de la inversión. Por último, además de los beneficios económicos, también estarás contribuyendo a la transición hacia el uso de energías limpias. No está mal, ¿verdad?

¿Cuáles son los desafíos a la hora de instalar un cargador de vehículos eléctricos en tu comunidad?

Es fundamental conocer los retos que se presentan a la hora de instalar un cargador de vehículos eléctricos en tu bloque, ya que así podrás superarlos sin dificultad. 

El mayor obstáculo desde un punto de vista técnico es la configuración. A menudo, suele haber limitaciones en el hardware porque los paneles eléctricos tienen un límite en el total de amperaje por comunidad de propietarios. Es posible que, para instalar un cargador de vehículos eléctricos, necesites mejorar tu panel o utilizar el de las zonas comunes del edificio en el recibidor o garaje. 

Además, aunque seas propietario de todo el edificio, será necesario obtener la licencia necesaria para instalar un cargador. En primer lugar, necesitarás un permiso del ayuntamiento para conectarte a la red eléctrica. 

A continuación, como propietario de una vivienda, tendrás que añadir los costes de habilitar un cargador de vehículos eléctricos al presupuesto de la comunidad. Sin embargo, debes tener en cuenta que otros aspectos como mejoras de la propiedad, reformas del edificio y gastos de mantenimiento tendrán prioridad en el presupuesto anual.

Cómo habilitar la carga de vehículos eléctricos en comunidades de propietarios

Ya conoces todos los desafíos a los que hacer frente y estás listo para pasar a la acción. Pero ¿por dónde empezar?

7 pasos para instalar la carga de vehículos eléctricos en tu comunidad

1. Consulta y obtén la aprobación de los vecinos

El objetivo está claro: cuantos más, mejor. Averigua el número de residentes que son propietarios de un vehículo eléctrico, que se plantean comprar uno o que estarían interesados en contar con una estación de carga en la comunidad. Esta consulta te permitirá identificar el número de estaciones de carga necesarias y su disposición. 

Asimismo, sería útil comprobar si tus vecinos estarían dispuestos a pagar un alquiler mayor o a negociar otro acuerdo a cambio de este servicio adicional, con el objetivo de obtener una rentabilidad lo antes posible. 

Tratar todos estos aspectos con tus vecinos también será útil a la hora de desarrollar o aumentar el número de estaciones de carga, lo que significa que el plan que contrates debe tener las estaciones de carga necesarias a corto plazo, pero con capacidad de adaptarse a un posible crecimiento en el futuro. 

Sin embargo, lo más importante será la comunicación previa a la comunidad, ya que es un requisito necesario a la hora de instalar un punto de carga.

2. Es la hora de entrar en los detalles técnicos: ¿tiene el edificio suficiente electricidad para cargar vehículos eléctricos?

electrician checking electrical capacity of your condo

Una vez que los vecinos aprueben el plan, deberás comprobar si el edificio tiene suficiente capacidad eléctrica para soportar esta carga adicional, por lo que puede ser útil consultar a un electricista para determinar la mejora necesaria en el panel o contador. Consulta este enlace para obtener más información sobre el proceso de instalación y las posibilidades de potencia y acceso al contador.

Si la capacidad energética es un problema, puede ser práctico recurrir a la carga inteligente y bidireccional. La carga inteligente conecta puntos de carga con usuarios y operadores (en este caso, serías tú) para optimizar el consumo de energía. En otras palabras, distribuye de manera automática y uniforme la energía disponible entre todos los cargadores para garantizar que no se sobrepase la capacidad máxima de la comunidad. De esta manera, la carga inteligente puede ayudarte a evitar mejoras de la infraestructura eléctrica que conllevan un gasto alto.

La carga bidireccional te permite enviar energía en ambas direcciones, desde la red eléctrica al vehículo (G2V) y desde el vehículo a la red eléctrica (V2G) o al edificio (V2B), por lo que las baterías de los vehículos eléctricos actúan como fuentes de energía que pueden aprovecharse para equilibrar la capacidad energética de la comunidad. Por ejemplo, los vecinos podrán cargar sus vehículos eléctricos durante las horas de baja demanda (por la noche) y utilizar sus vehículos como fuentes de energía durante las horas centrales. Además, si las instalaciones de tu comunidad tienen fuentes de energía renovables como paneles solares, estos cargadores también podrían ayudar a almacenar el exceso de energía durante el día para poder utilizarlo por la noche. De esta manera, la carga bidireccional permite generar una capacidad energética adicional para tu comunidad de propietarios durante determinados momentos del día.

3. Dinero, dinero y dinero: calcular los costes

homeowner calculating the costs of enabling electric vehicle charging in condominiums

El precio de un cargador de vehículos eléctricos de alta calidad, seguro e inteligente se encuentra entre 750 y 1500 euros, y la mayoría de los proveedores te facilitan el desglose del precio en su sitio web. Sin embargo, ten en cuenta que habrá que añadir los costes de la instalación al precio del cargador. El proceso de instalación es importante para garantizar que un instalador profesional y cualificado habilite un entorno de carga seguro (encontrarás más información sobre este aspecto abajo). Por último, recuerda consultar nuestra guía de incentivos para la carga de vehículos eléctricos en la UE (disponible en inglés) para comprobar si tu país ofrece devoluciones fiscales. Hay apartamentos y comunidades de propietarios que reúnen los requisitos para obtener devoluciones fiscales por los cargadores de vehículos eléctricos, lo que normalmente cubre hasta el 50 % de los costes de la compra e instalación.

4. Cómo obtener el permiso de carga y agilizar la burocracia

Para conseguir un permiso será necesario identificar a la persona u organismo responsable en tu ciudad o país. La mayoría de los organismos gubernamentales de una localidad se sitúan bajo la conserjería de obras públicas o transporte y urbanismo y cuentan con iniciativas de sostenibilidad en las que se incluyen la planificación y permisos de vehículos. Si no lo tienes claro, prueba a hacer una búsqueda rápida en Internet con las palabras “solicitud de permisos + [nombre de tu ciudad o zona]” para contactar con el organismo adecuado.

5. Cuestiones prácticas a la hora de elegir un cargador

El cargador de vehículos eléctricos que adquieras deberá ser compatible, seguro y con garantía para el futuro. En primer lugar, habrá que comprobar que el cargador se adapte a la necesidades actuales y del futuro de los vecinos en relación con el tipo de conector, la potencia de salida, etc. Por este motivo, es muy importante consultar a los propietarios y posibles usuarios del cargador (tal y como hemos mencionado en el paso 1). 

A continuación, deberás asegurarte de que el cargador tenga un certificado de seguridad. Para ello, tan solo tienes que comprobar el grado de protección. Los cargadores de vehículos eléctricos de Wallbox, por ejemplo, tienen un grado de protección según la normativa internacional de IP54 e IK08, por lo que tienes la garantía de que es una opción segura para tu comunidad.

Como se menciona en la sección 4, también se recomienda comprobar si el cargador permite la carga inteligente y bidireccional, sobre todo si tienes que hacer frente a problemas de capacidad energética ahora o en el futuro. 

Una vez que analices estos factores elementales, puedes centrarte en otras características como la longitud del cable, instalación en interior o exterior, etc. Si acabas de llegar al mundo de la carga de vehículos eléctricos, puedes empezar leyendo las preguntas frecuentes sobre la carga de vehículos eléctricos

6. La instalación es muy importante: contrata a un electricista certificado

certified installer installing an ev charging station in a condo - wallbox

Una vez que hayas seleccionado el cargador adecuado, deberás contactar con la compañía eléctrica para determinar las necesidades eléctricas del cargador y la manera de conectarlo de forma segura a la red de suministro de tu zona.

A continuación, tendrás que contratar al personal adecuado para la instalación de tu cargador, garantizando el mismo compromiso que a la hora de elegir el dispositivo de carga. El proveedor del cargador puede ofrecer un servicio de instalación propio o recomendar a un instalador externo certificado. Lo importante es que siempre contrates a alguien cualificado y no lo instales por tu cuenta. Los costes de la instalación pueden parecer altos, pero es una inversión que merece la pena, ya que, después de todo, no quieres poner en riesgo la seguridad de los vecinos o arriesgarte a recibir una multa. Recuerda que el cargador debe instalarse siguiendo las especificaciones del fabricante y los requisitos locales incluidos en el permiso. Recomendamos consultar estos aspectos con el proveedor para garantizar que el cargador se adapte a tus necesidades.

7. Repartirse los costes mediante una estructura de pago

Otra decisión fundamental es la forma de repartir los gastos de funcionamiento y los costes de la electricidad. El primero incluye gastos de seguro y mantenimiento, que pueden cobrarse ajustando el alquiler de los inquilinos actuales o futuros que deseen utilizar las estaciones de carga. Otra opción sería cobrar una tarifa a los propietarios de vehículos eléctricos por cada uso del cargador. Asimismo, también puedes plantearte la opción de permitir el acceso público a tus estaciones de carga a un precio mayor que el de los residentes. 

Por otro lado, la forma más sencilla de repartir los costes en la factura de la luz entre los propietarios de vehículos eléctricos en tu comunidad de vecinos es a través de estaciones de carga inteligentes. Como hemos explicado en la sección 2, esta tecnología permite conectar los vehículos eléctricos y cargadores con los usuarios, operadores y red eléctrica, de manera que los propietarios de vehículos eléctricos pueden controlar y gestionar el uso y los costes energéticos a través de una aplicación en el móvil. Además, permite que el usuario optimice la carga de forma remota y automática para garantizar que la demanda energética nunca supere la capacidad máxima del edificio.

Prepararse para el futuro: los beneficios de instalar un cargador de vehículos eléctricos en tu comunidad de propietarios

La instalación de un cargador de vehículos eléctricos proporciona una gran ventaja competitiva a tu edificio, atrayendo a posibles inquilinos y conservando a los propietarios de vehículos eléctricos, lo que hará que todo el esfuerzo y la inversión merezcan la pena. Asimismo, puede aumentar el valor de la propiedad a largo plazo para las futuras generaciones. Sin embargo, los beneficios de instalar un cargador de vehículos eléctricos en tu comunidad también se reflejan desde la instalación, gracias a una serie de ayudas fiscales a las que podrás optar. 

Los vehículos eléctricos van a jugar un papel fundamental en la revolución digital y de movilidad, por lo que instalar un cargador en tu comunidad de propietarios hará que tu edificio esté preparado para el futuro. Sigue estos sencillos pasos para instalar un cargador de vehículos eléctricos en tu comunidad de vecinos en poco tiempo. ¡Buena suerte!

SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER: