EV on the road in winter

Todo lo que necesitas saber para conducir tu vehículo eléctrico durante el invierno

9 minutos

Está llegando el frío y es el momento de empezar a pensar en el cuidado de tu vehículo eléctrico y cargador durante el invierno… 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los vehículos eléctricos pueden resistir terrenos escarpados y condiciones climáticas extremas siempre que cuides las baterías en situaciones gélidas. Al igual que no saldrías a dar un paseo en chanclas y pantalones cortos cuando hace frío, los vehículos eléctricos también necesitan esa protección adicional en temperaturas bajo cero.

Los conductores con experiencia ya saben a qué atenerse, pero los que acaben de llegar tendrán dudas sobre el rendimiento de sus vehículos en condiciones gélidas y sobre cómo prepararse para el invierno.

Aquí te explicamos todos los detalles.

¿Por qué el frío supone un problema para los conductores de vehículos eléctricos?

De media, la autonomía de los vehículos eléctricos se reduce en un 20-30 % durante el invierno por dos motivos: un menor rendimiento de la batería y un aumento del consumo de energía.

En primer lugar, la temperatura óptima para una batería de iones de litio está entre 15 y 35 grados Celsius. Cuando la temperatura cae muy por debajo de estas cifras, los iones de litio se mueven más lento y no pueden proveer la misma cantidad de energía. 

La autonomía también se reduce porque los conductores necesitan calentar más sus vehículos durante el invierno, lo que requiere una gran cantidad de energía de una batería que ya opera con menor potencia. 

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta es que el frenado regenerativo del vehículo eléctrico no es tan eficaz si hace frío. El frenado regenerativo permite que el vehículo recupere parte de la energía perdida durante la deceleración. Sin embargo, en invierno el proceso no funciona tan bien por el nivel bajo de energía en la batería, lo que produce una sensación diferente a la hora de conducir el vehículo en temperaturas bajas porque es necesario utilizar el frenado manual con mayor frecuencia.

Consejos para que tu vehículo eléctrico esté listo para el invierno

Con algo de planificación y preparación adicional, puedes seguir viajando en invierno con tu vehículo eléctrico al lugar que desees.

Pedro Monsalve, Ingeniero de preventa en Wallbox, comparte con nosotros una serie de consejos muy útiles sobre cómo preparar el vehículo eléctrico para el invierno. “Carga más a menudo en casa y sal siempre a la carretera con la batería llena. Asegúrate de cargar la batería al máximo todos los días cuando haga mal tiempo».

Para que no haya ningún problema, nunca dejes que el nivel de batería baje del 20 %, ya que tu vehículo necesita una reserva de energía para calentarse y estar listo cuando la carga se lleve a cabo en temperaturas gélidas.
Asimismo, recomienda a los conductores aprovechar la carga inteligente.

“Si tienes planificada la salida, programa la sesión de carga para que el vehículo y la batería se calienten con antelación. Esto también ayuda a que el frenado regenerativo funcione mejor.”

Pedro Monsalve, Ingeniero de preventa en Wallbox

Por último, se aconseja el uso de Power Boost para optimizar la carga en el hogar en función del consumo de energía y garantizar que el vehículo eléctrico se cargue lo más rápido posible sin sobrepasar la capacidad energética del hogar. Power Boost también ayuda a evitar apagones y sorpresas en las facturas de la luz.

Beneficios de un cargador de vehículos eléctricos inteligente y preparado para el invierno

Invertir en un cargador de vehículos eléctricos de alta calidad es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de tu vehículo durante el invierno.

Elige un cargador con la tecnología adecuada para hacer frente al clima frío y obtener el máximo de la autonomía de tu vehículo. Busca un producto que ofrezca una carga rápida para que tu batería esté lista en menos tiempo y Power Boost para aprovechar las tarifas de luz más económicas durante la carga en el hogar.

Además, el cargador deberá resistir a la intemperie, a temperaturas extremas, al viento, a la lluvia y a la nieve aunque se instale en una zona interior. En concreto, debe cargar con seguridad en temperaturas bajo cero para que no tengas problemas cuando llegue el invierno. 

Por último, es fundamental que tu cargador sea inteligente para programar las cargas cuando la tarifa de luz sea más económica o si necesitas planificar un viaje. Y lo mejor de todo: podrás programar las cargas a través de una app desde la comodidad y calidez de tu hogar.

Wallbox ofrece una variedad de productos con todas estas funcionalidades para una carga segura y potente durante el invierno. Consulta aquí toda nuestra gama de productos y elige el cargador adecuado para ti.